martes, 25 de octubre de 2016

Un documento sobre Jaime Munárriz Escondrillas, joven estudiante de medicina

INFORMACIÓN

Justificación de nuestra información histórica

EL PASADO 5-IX-2016 publicamos en este Blog una entrada titulada "El primer voluntario fallecido reposa en la Cripta del Monumento. Representa a la merindad de Tudela". 

Este primer voluntario, este héroe y mártir del momento, se llamaba Jaime Munárriz Escondrillas. 

Por Navarra.com, martes 25-X-2016, hemos sabido que "La familia de uno de los enterrados en los Caídos presenta alegaciones para que se exhume la cripta" del monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada. Suponemos que quieren exhumar los restos mortales de su pariente, pues carecen de facultad para juzgar o decidir sobre el caso de los demás enterrados en dicha cripta. Los agentes del deseo de exhumar son algunos de los muchos miembros de la familia amiga Munárriz. 

Dichos familiares sabrán lo que piden para los restos mortales de su pariente. La verdad es que desde 1961 los restos mortales de Jaime Munárriz Escondrillas, cuya semblanza publicamos en este Blog para conocimiento de todos -también de los familiares y de Navarra.com-, han reposado sin contradicción alguna en la cripta. Sus familiares de aquel momento -los verdaderamente importantes- lo aceptaron. No es extraño es que con el paso del tiempo surjan otros parientes que por los motivos que sean -hasta por ideología personal conforme a las circunstancias- quieran llevarse los restos mortales de aquí allá. Podría parecer que ni los muertos tienen descanso.Pues bien, los responsables verán, que si pueden hacerlo respetamos su decisión. Faltaba más. 

Lo que nos compete en este Blog es justificar nuestra entrada del 5-IX-2016. Según se informa en Navarra.com, un sobrino del enterrado -Josetxo- solicitó los restos en febrero de 2015, lo que tan sólo es  el año pasado. Lo que más nos interesa aquí es que afirma que su padre Carlos Munárriz expresó "desde el principio su opinión contraria" al traslado desde el panteón familiar de Cascante a Pamplona. 

Pues bien, nos gustaría conocer dicho documento, porque nada de ello obra en el archivo de la Hermandad de Caballeros. Es más, don Carlos, médico de Cascante, fue de lo más amable al informar el prior de dicha Hermandad sobre las circunstancias de la muerte de su hermano Jaime justo después del traslado, esto es, el 5-VIII-1961, mostrando a su vez su adhesión a los grandes ideales y a legítima defensa realizada por sus dos hermanos. Ofrecemos a continuación el documento que lo expresa, inventariado en dicho archivo. De hecho, los familiares con responsabilidad dieron el consentimiento al traslado de Jaime Munárriz Escondrillas en 1961.


Documento propiedad del Archivo de la HCVC.
No hay agravio comparativo en la distinción que recibe Jaime Munárriz, pues en él se
quiere honrar a los casi cinco mil navarros que dieron su vida por Dios y por España para
frenar el comunismo estalinista a las puertas. No debe mezclarse esta magna cuestión con otras del todo tristes. Que hubiese otros sin enterrar  no
debe conllevar que se desentierre a los ya enterrados. 
Foto: JFG2016

Sarcófago de Jaime Munárriz y gesto del Cristo agonizante de Adsuara. Foto: JFG2016

Permítanme añadir que esta Cripta es un magnífico lugar para el último y definitivo descanso. Esto es, los voluntarios están a buen cobijo, en lugar limpio y atendido, sin humedades y con buena luz, junto al crucificado de Adsuara y con una Hermandad que reza todos los meses desde 1959 sin interrupción por los fallecidos presentes y ausentes, por los propios y también por los demás. 

Por otra parte, el lector debe saber que hay otros familiares que han hecho alegaciones a favor de lo expresado por el arzobispado, y sobre todo a favor de que sus parientes permanezcan donde ahora están enterrados. Otra cosa es que la prensa se haga eco de esto -allá ellos-. Personalmente me parece lo más acertado.

José Fermín Garralda
26-X-2016

* Texto e imágenes con derechos de autor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario