lunes, 28 de noviembre de 2016

Don Pedro Martínez Chasco, capellán voluntario

HEMETORECA

El pater don Pedro Martínez Chasco

Remito al lector la dirección de este artículo aclaratorio, que consideramos de interés. Algunos aspectos del mismo han sido tratados en este Blog con fuentes primarias conservadas  en el archivo de la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz:


La Redacción

sábado, 26 de noviembre de 2016

A golpe de hecho contra Derecho

DECLARACIÓN

El pueblo que no merece a sus mayores, los que fueron pueblo de héroes y mártires

NO HAY verdad oculta que no salga a la luz. 

En circunstancias extraordinarias no es necesario decir todo, porque cada cual tiene su derecho a la intimidad y a proteger a los suyos -o, mejor, lo suyo pues la persona descansa en Dios y aquí sólo queda los restos mortales, polvo- de caer en manos de sayones y miserables como son quienes gobiernan el Ayuntamiento EH Bildu de la Pamplona actual. Ya mis formadores me avisaron, cuando tenía 16 años, que de seguir todo según su marcha, gobernarían los que ahora están desgobernando. Y no se equivocaron. Todo el liberalismo -y la gente se ha ido haciendo liberal incluso con el nombre de Dios en los labios y la piedad en sus obras- decía que "no", que no iba a ocurrir -claro es que se vivía de rentas-, mientras el Liberalismo y los liberales traicionan todo. 

Respetemos este derecho inalienable personal, aunque el Ayuntamiento EH Bildu de Pamplona lo haya vulnerado en otro orden de cosas, y aunque nuestro arzobispado -es duro decirlo- considere cobardemente que el agradecimiento y derecho de los muertos -y hasta su propio derecho como Iglesia sobre la cripta- es un inconveniente social insuperable que permite y aún exige el abandono. Por muchos motivos nosotros no lo consideramos así.

Así mismo, cada cual actúa finalmente -al terminar un largo proceso de múltiples facetas diferenciadas y ordenadas entre sí- como lo que es, no según diferentes cargos y diversos perfiles, sino con lo que sustancia su ser personal. Ello justifica la firma de este artículo como hombre libre que quiere ser. Por eso, aunque cada cual pertenezca a distintas organizaciones para cumplir diversas funciones, lo que queda es su persona.

Pienso que una cosa es el ayer y otra el hoy, unidos ambos por el mismo hilo de vida. Pienso que lo que fué, déjelo Vd. ya que está hecho y consumado, una vez que ha transcurrido un largo período de tiempo. ¿Lo han hecho así el Sr. Alcalde EH Bildu y el arzobispado de Pamplona? Como parte de la misma vida, debemos ensalzar al héroe y mártir, y al santo, pero no -evidentemente- para sacarlos de quicio, ni manipularlos. 

Pero menos todavía podemos consentir que sus contrarios utilicen el pasado de hace 80 años para hacer explotar el presente, y consideren el Monumento como Meca de lo que llaman "contra el fascismo" o "antifascismo". En esto, si uno enreda, ¿por qué no todos, y sobre todo clarificar según verdad? Hoy, la iniciativa en el arte del enredo y la manipulación la tienen unos, los marxistas y separatistas que odian y buscan revancha -los ideólogos del caso para esconder el terrorismo etarra y ganar la guerra que perdieron-, mientras que los demás navarros de cepa y residentes están dormidos. Por esto último es precisamente por lo que los revanchistas han ganado. 

Pero la revancha es una espiral sin límite, muestra de lo cual son unos carteles contra el sr. Obispo en la calle Estefeta de Pamplona, retirados ayer día 25 por manos laicas, lo que es tema de otro día. Otra muestra es la concentración del 19 de noviembre dirigida por el cuatripartito, por la IIIª República, contra el "Fascismo", que si hoy tienen la Meca en el monumento de Navarra, mañana estará frente al palacio arzobispal, hasta que el sr. obispo reniegue públicamente de la egregia figura de su antecesor Mons. Marcelino Olaechea Loizaga.  ¿Quién tiene tan pocas luces que cede ante los amigos de ETA, o ante el relato contado por los más enconados enemigos?

Mártires de la Tradición

Los demandó el Honor y obedecieron,
los requirió el Deber y lo acataron,
con su sangre la empresa rubricaron,
con su arrojo la Patria redimieron.

Fueros grandes y fuertes porque fueron
fieles al juramento que empeñaron.
Por eso como púgiles lucharon,
por eso como mártires murieron.

Inmolarse por Dios fue su destino,
salvar a España su pasión entera,
servir al Rey su vocación y sino.

¡No supieron querer otra Bandera!
¡No supieron andar otro camino!
¡No supieron morir de otra manera!


Martín Garrido Hernando

(Soneto publicado por primera vez el 10-III-1943. Su autor era católico y carlista., Se alistó como voluntario en la Cruzada, con 40 años y estando casado, en el tercio de Requetés "Burgos-Sangüesa". Falleció en 1984. Ester soneto ha sido tergiversado varias veces, sin permiso del autor o de sus herederos, debido a las conveniencias ideológicas y políticas de cada momento).





Hermosa ofrenda a pobres amantes, quienes, por reposar en otra tierra... ya no volverán. Sí; aunque los tribunales reconozcan que el Ayuntameinto EH Bildu ha obrado contra Derecho. Guerracivilistas y amigos de etarras. Frente a ello, se ha caído en el silencio o la  complicidad. A buen entendedor... pocas palabras. Esta es la misericordia que queda en una Navarra que fue todo misericordia. Al final quedémonos con los ricos amantes en la gloria y con la hermosa ofrenda de sus queridos familiares en la tierra. 
Foto:JV: 25-XI-2016

Es así, con estas hermosas flores transportadas del jardín de la vida, como quiero rendir de nuevo TRIBUTO -porque tributo de agradecimiento es-, es así como quiero pedir de nuevo PERDÓN hacia los navarros de hoy por su inutilidad en las exhumaciones, y así es como quiero pedir MISERICORDIA hacia Navarra entera -masa amorfa sin instituciones configuradas, ni vivas y libres- y hacia el arzobispado... a nuestros ocho HÉROES Y MÁRTIRES que descansaron en la Cripta desde el 17-VII-1961 hasta ayer día 16 del presente mes, y, en ellos, a nuestros 
4.552 muertos muertos por Dios y por España -nuestros mayores-, exhumados inicuamente por el odio y la revancha, y de hecho no defendidos y honrados por los hijos y nietos de quienes les honraron desde que fallecieron, después en aquel 17 de julio de 1961, y en años posteriores, ni por la máxima institución religiosa como es el arzobispado del que dependemos. De su esfuerzo contra el comunismo sin Dios y el fin de España como Patria, nos libraron durante casi un siglo. ¿Por qué no se dice esto en voz alta? Callar la verdad primera por dejadez, mala costumbre o cobardía conlleva tragar sapos y culebras en adelante. 

Es un peligro generalizar, porque hay algunas personas -las tres u otras que, además de los familiares, tenían una mayor responsabilidad por las circunstancias- que han dejado las cosas en claro y han hecho todo el bien que han  podido. Nuestro respeto y profundo agradecimiento hacia ellas, aunque las cosas hayan salido muy requetemal. Por eso no quisiéramos que se sintiesen dolidas por estas palabras. 

PERDÓN pedimos a los HÉROES Y MÁRTIRES. PERDÓN pedimos a sus familiares de hoy.

Quiero hacer presente la leyenda escrita en las cintas de las coronas que adornaron los féretros con los restos mortales de la comitiva del ACTO PÚBLICO del 17 de julio de 1961, trasladando a los héroes y mártires desde la catedral hasta el Monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada, con la asistencia de gran parte del pueblo de Pamplona y Navarra, con presencia de todas las instituciones civiles y religiosas, con representación del Ejército español. Ahí estaba el sr. Arzobispo don Enrique Delgado Gómez, y ahí estaba la Excma. Diputación Foral de Navarra en pleno. Las leyendas decían:


NAVARRA A SU GLORIOSO HIJO GENERAL SANJURJO
NAVARRA A SU GENERAL MOLA
NAVARRA AL PATER MÁRTIR DE LA CRUZADA
Y tres iguales que decían:
NAVARRA A SUS MÁRTIRES DE LA CRUZADA

Páter voluntario: 
Pedro Martínez Chasco, capellán que muere con 32 años, cuyos restos fueron conducidos al monumento en presencia de sus parientes, agradecidos por el honor que se les hacía.
Voluntarios: 
José Sota Garayoa de Tafalla, murió a los 15 años.
Jaime Munárriz Escondrillas, muere con 21 años defendiendo el Ayuntamiento de Cascante de los del Frente Popular.
Joaquín Aznar Zozaya, fallece con 22 años
Dimas Aznar Zozaya, fallece a los 21 años. 
Faltaban los restos mortales del héroe y mártir Severiano Aguirre Olalquiaga que se inhumarán en la cripta en 1964. 

Dieron todo, y nada recibieron salvo lo de Dios da, que en buen pagador. En realidad, por eso recibieron todo, que es para lo que estamos en esta vida: para ganar el Cielo haciendo para ello cielo de la tierra. Sus familiares les perdieron, sufriendo y añorándoles toda la vida, y la sociedad les reconoció su mérito hasta hoy, y con ellos a los casi cinco mil navarros que ellos representaban. Esto nos da una idea de la ofensa que se ha hecho a personas, familias, sociedad y Navarra entera con las exhumaciones de hoy día 16 de noviembre, y la gran responsabilidad que tienen los que han agitado y manipulado este asunto, ofendiendo a la sociedad de aquella época y en buena parte también la actual. Esto es una provocación; pero si el provocado no reacciona, esto es una conquista.  ¡Pero qué les importa esto a los provocadores! ¡Qué les importa a aquellos buenazos piadosos que creen que todo es opinable, y por ello se pudiera ceder en todo, salvo la existencia de Dios y la Encarnación! Alegar la desgraciada represión durante la guerra y lo que conllevó es echar balones fuera, porque aquí se trata de honrar a quien se debe honrar sin exclusivismos. Cada caso hay que ponerlo en su sitio.

El mal avanza a golpe de hechos contra Derecho.
Los periodistas hipócritas dirán que cuánto ha cambiado Navarra. Pues no, porque el cuatripartito no es Navarra. Ni sus votantes votaron sabiendo que iban a hacer lo que han hecho.
Ni cuentan la abstención.
Ni cuentan los que han votado a otros.
Ni... cuántas cosas más.
Ni el arzobispado ha obrado libremente -y si lo hubiera hecho, peor que peor-.
Ni existen hoy instituciones vivas y libres que han sido pulverizadas por el liberalismo -la partitocracia corrompe la política- enemigos de la libertad y las libertades.
Hoy existe un miedo silencioso y cobarde, pues el terrorismo castiga, paraliza y luego cobra para así no atentar más. Un incido: recuerden la vergonzosa claudicación de Europa ante Hitler en Muchich. Ayer eran nazis y comunistas (¡oh pacto de Ribbentrop-Molotov de 1939 para el reparto de Polonia!) , y hoy son nacionalsocialistas por totalitarios y nacionalistas. 
Ni la prensa convencional ha sido independiente, sino beligerante en contra del monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada y los restos mortales de los enterrados en su Cripta: esto es, Diario de Noticias de forma sectaria, y Diario de Navarra de forma vergonzante, lo que es mucho peor. La entrega de la cultura y los medios de comunicación a ciertas ideologías han hecho el resto provocando una paralización y enrarecimiento social. 
Pues bien: lo ocurrido no es de Navarra. Confío en que ésta despierte de su letargo, cobardía. Quizás esto amengüe su responsabilidad. 

Hay quien estando en el ajo dice que me equivoco en lo que he escrito sobre ciertas exhumaciones de restos mortales en una entrada anterior de este Blog. Pienso que, en efecto, lo escrito no es TODA la verdad, ya que ésta se reserva para las partes integrantes desde dentro del proceso, pero lo escrito es lo que sale a la luz entre las tinieblas, lo que dice la prensa, aunque hay cosas secundarias que nos las ocultan -a veces porque no estamos obligados a decir todo si nos tenemos que proteger- para obtener mayores bienes en nuestra hipócrita sociedad. No sé si lo que dicen es para callarme la voz. Lo cierto es que todo lo que he escrito es riguroso, visto desde fuera -el interior se lo reservan algunos- y según los resultados. Quizás el dispositivo jurídico sea otro, pero el hecho es que el Ayuntamiento sustrae a la fuerza (roba he dicho) restos mortales sin permiso de sus familiares. Y además contra el derecho positivo (hay pleito) y sobre todo contra el Derecho con mayúscula.

La lectura política de todo esto no puede ser más desoladora. Y ahora la omito.

Lo cierto es que el mal avanza a golpe de hechos y contra todo Derecho, debido -dicho de lo más cercano a lo lejano- a ciertas retiradas parciales y medias verdades, a claudicaciones, a falsedades y mentiras de los hipócritas, y a la paralización social durante décadas. Omito poner los sujetos de tales dislates. 

Sólo sé que, en la exhumación de los ocho restos mortales de héroes y mártires -y quién sabe si también santos- de la Cripta del monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada, han sido retirados simbólicamente casi 5.000 navarros muertos por Dios y por España. Hubo 42.937 combatientes navarros de un total de 345.883 almas. Hubo 4.653 muertos según la Diputación Foral de Navarra (4.552 según Salas Larrazábal) en el Frente. Y de ellos 1.713 requetés (muchos más pudieron ser porque el ejército desvió voluntarios a otras unidades). Si esto no le da a Vd. una tremenda vergüenza, temo por Vd. y por todos. Es signo de clara decadencia el pedir silenciar la verdad para evitar la desmoralización de quienes por su actitud y pereza merecerían ser oprimidos.

Agradecemos sus desvelos a todos los que han sido fieles, han trabajado y han dado la cara, y confiamos que los Tribunales declaren que el Sr. Asirón EH Bildu ha actuado contra Derecho. Sin embargo, creo que la decadencia ha llegado a los ámbito de la Justicia, teniendo en cuenta la reciente resolución del juez Fermíun Otamendi, archivando la causa interpuesta contra Abel Azcona, acusado de blasfemia y profanación pública en el mismo Monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada. La situación es insostenible y quizás hacerla así es lo que buscan los marxistas y separatistas, más los amigos de ETA sus aliados políticos. Ya sabemos como vox populi de la decadencia y corrupción de la política partitocrática. Las alegaciones del arzobispado en el tema de las exhumaciones eran incontestables y deberían haberse mantenido sin cobardías, ni interferencias de instancias superiores. ¿Que el clero está solo? No lo creo, y además él se lo habría buscado consintiendo positivamente la paralización social fruto del liberalismo ideológico al que han uncido a los católicos. La ideología liberal ha paralizado a los navarros. Nuestro mártires defendieron al clero, y ahora cierto clero no defiende ni su honor, ni su memoria, ni la verdad del ayer, ni ná.  Así es la decadencia en la sociedad, la Justicia y dentro de la Iglesia -aunque recordemos que ésta es Santa-. Sí, ya sabemos hacia quiénes tiene que ir el ejercicio de nuestra misericordia: hacia aquellos que nos la predican. 

Ahora les queda rematar su obra a las familias, con las que estamos y estaremos hasta el final. También está claro que la nueva evangelización es cosa de los seglares y laicos. 

El silencio es conveniente algunas veces, pero en principio y luego en cuestiones como ésta es una gran calamidad. 

José F. Garralda
Pamplona, 26-XI-2016


sábado, 19 de noviembre de 2016

Exhumados por la fuerza. Reportaje gráfico

COMENTARIO A LAS EXHUMACIONES...

Indignados por las presiones y mentiras, y las dejaciones de los más.
Torpe "acuerdo" entre el alcalde Sr. Asirón EH Bildu y el arzobispado.
(Palabras escritas desde el conocimiento que da la experiencia directa por el seguimiento de los hechos desde la calle, y la prensa, que no los intríngulis de la intimidad de los familiares)
Supliquemos misericordia para los que hayan sido 
inmisericordes -incluyendo claro está 
el que esto suscribe-. 
Al hacer esta y otra fotografía a esta imagen propiedad 
de la HCVC -imagen que está a la izquierda del presbiterio de la 
parroquia de Cristo Rey de Pamplona- el mismo día 16 a las 19:35, 
el sacerdote oficiante -el Sr. párroco y el vicario judicial
del arzobispado estaban en la Cripta
en acto de obediencia - paró el inicio de la Santa Misa, 
lo que advertí porque una buena mujerica me lo dijo. 
Me contrarió porque en ese momento
y a nuestro lado, estaban arrebatando con indignidad
 los restos mortales de héroes y mártires, y la Misa no se "paró"
Seguramente él sabía que se estaba
expoliando la Cripta en contra del
deseo de los familiares, sin que la Iglesia hiciera
algo salvo "estar" pero sin "ser". Personalmente este purismo
 clerical me parece un despropósito y hasta -sin darse
cuenta por su parte- una hipocresía. Lo que 
ocurre es que esto se da a pequeña y gran escala.
Foto:JFG2016

AYER, 16 de noviembre de 2016, el Sr. Alcalde Asirón por EH Bildu de Pamplona, lo ha dedicado a exhumar -o desenterrar- huesos, a levantar siete ataúdes desde la parte de arriba de sus respectivos sarcófagos ubicados en la Cripta del Monumento de Navarra a sus Muertos en la Cruzada sita en Pamplona.

La familia de muchos nietos del general Emilio Mola Vidal, harta de lo que se ha dicho, se llevó días atrás -el 24 de octubre- sus restos mortales, aunque nos enteramos que su hija -de edad muy avanzada- deseaban en la plenitud de sus facultades que se mantuviesen donde estaban.

La Ley de Memoria histórica del PSOE y mantenida por el PP, no invita y menos obliga a exhumar -o desenterrar- a los muertos que reposan en un lugar digno, máxime si es una Cripta sacralizada, y de tratarse de fallecidos desde hace 80 años y trasladados a ésta en 1961. Lo que invita es a ofrecer o amparar el debido enterramiento a los que no está sepultados con dignidad, labor que la iglesia de Navarra empezó a realizar a petición de los familiares hace muchas décadas allá por 1970. 

En resumen: se ha desenterrado por fuerza o con el rechazo de sus familiares directos, al teniente general laureado don José Sanjurjo Sacanell, a los dos hermanos Joaquín y Dimas Aznar Zozaya, y a Severiano Arregui Olalquiaga. Los parientes de José Sota Garayoa no  han dado señales de vida, aunque los familiares directos sí lo aprobaron -y agradecidos por el honor que se les hacía- en 1961. 

Esto es una infamia. No recargaremos las tintas tanto para evitar el solaz del equipo municipal del alcalde EH Bildu de Pamplona como que el público crea que otros actúan con moderación. 

De las 12 a 3 horas de la madrugada de este mismo día 16, se han exhumado los restos mortales de dos voluntarios -Jaime Munárriz Escondrillas y el pater Pedro Martínez Chasco- a petición de sus familiares que son sobrinos, como señalamos en una entrada previa. Ahí estaban algunos parientes, a quienes respetamos. Me dicen que uno de ellos es alcalde por EH Bildu. También es cierto que tales parientes han enmendado totalmente la plana a los que fueron más directos e inmediatos y que dieron el consentimiento al traslado de los restos mortales el 17-VII-1961 (los de Arregui se llevaron en 1964), en los que estuvier
on presentes y fueron agradecidos al gran honor que se les hacía. Aquellos están en su derecho civil aunque no es habitual llevar a los muertos de un lugar a otro, máxime en contra de los parientes más próximos al difunto y cercanos a los hechos 

Éstas sólo son dos de las exhumaciones voluntarias de un total de ocho restos mortales. Son pocas estas, pero es cierto que son un aldabonazo que desdice de sus mayores, orgullosos la inhumación en la Cripta. Esta deriva se puede deber a un ambiente enrarecido, cuajado de forma bastante artificial en los últimos años, sobre todo el último año tras la victoria política de EH Bildu al que -hay que decirlo pues explica la prisa de sus burradas: ahora o nunca-  le votó una minoría de pamploneses. 


El sr. alcalde Asirón (EH Bildu) dispuso el desalojo de todas las tumbas, aún en contra de los familiares, para el día 16. Y lo ha hecho puntualmente. Ha cumplido con los suyos aún a costa de la justicia y forzando y tergiversando el Derecho. Todo  ocurrió ayer, día 16. La agenda del Sr. Asirón (EH-Bildu Pamplona) exigía que fuese ese el día indicado. Lo prometió y lo ha cumplido. Ahora bien, éste es un hecho civil y eclesialmente gravísimo.

Todo este affaire está inserto en una Hoja de Ruta como se dice hoy. Mucho me temo -añado- que dicha Hoja de Ruta esté "consensuada" -impuesta por el terror de ETA- previamente en instancias del más alto nivel y calado. Si es así, la gente de bien -la mayoría silenciosa, la ciudadanía en general, nuestra sociedad- está perdida. Ya no sabemos qué puede ocurrir con esto y otros grandes temas. Aún sí, la vida ordinaria de nuestra ciudad y Comunidad está marcada por la ineptitud de estos políticos en muchos de sus ramos. 

El arzobispado cambia sorprendentemente de rumbo.

El 4 de octubre el arzobispado presentó unas alegaciones, muy maduras -se consultaron las más altas instancias- y seguramente incontestables e irrebatibles, que el Ayuntamiento no ha hecho ni caso. Los dos primeros jurídicos del arzobispado trabajaron de firme y muy bien. También otros familiares presentaron sus alegaciones y tampoco les han hecho caso. En total fueron once las alegaciones presentadas. El día 7 el Ayuntamiento rechazaba en bloque todas las alegaciones. Tengamos en cuenta que hoy importa la voluntad más que el Derecho, que se puede modificar a voluntad. Este se llama dictadura encubierta, democracia corrompida, autoritarismo del ejecutivo -según Vd. prefiera-.  Tocqueville se quedó corto y ni siquiera pensó qué especímenes podían gobernar una sociedad civilizada. Por eso esto decimos que dicho rechazo no era de extrañar, porque el destinatario de tales alegaciones era el propio Ayuntamiento, y contrariaban -y por lo que nos enteramos las del arzobispado de forma irrebatible - su decisión ideológica, y de estrategia política, de exhumar los restos mortales. 

Pero hay un paso que desdice lo andado. El 13 de octubre, el Sr. arzobispo se reunió en rueda de prensa sobre otra cuestión, y al preguntarle el periodista sobre el punto de las alegaciones, sus afirmaciones parecían contrariar el camino iniciado. Afirmó que había presentado alegaciones porque "se requiere el seguimiento de unas normativas". Y ya está. Tuvimos paciencia, pero con la mosca detrás de la oreja. Algunos amigos decían que no quería decir lo que dijo sino otra cosa, y que fue una improvisación; en realidad lo que hizo fue quitar importancia a las alegaciones, como si fuesen un trámite obligado, coso si luego no se fuesen a seguir. Aunque el arzobispado lo tenía fácil para recurrir su postura al juzgado, últimamente se ha dado un insospechado giro en palacio. Allá cada cuál con su responsabilidad. Sentimos decir que el Sr. arzobispo -a quien reconocemos y queremos- se ha equivocado. Ha cedido a las circunstancias lo que no debiera ceder. Estamos muchos muy dolidos. Sirva esto de corrección fraterna. Tal es mi juicio y con ello no involucro a los miembros de la CTC de Navarra, o a mis amigos de la Hermandad, ni a otros conocidos. Desde luego, no son los jurídicos del arzobispado los que se han echado atrás, pues son técnicos y consejeros y -además- por su calidad y trabajo ya quisieran tenerlos otras instituciones. Al final creo que se les ha dejado de lado. Por cierto, no digo esto porque lo haya sabido a través de las actuaciones de la Hermandad (HCVC), a la que también pertenezco. Muchos pamploneses -y seguramente navarros- no están de acuerdo con tal decisión pero lo callan y se conforman con lo existente como si pudiera haber otra cosa; nosotros, en conciencia, no podemos callar. 

En al famoso "acuerdo" -así nos lo han "vendido"- al que llegaron el arzobispado -con jurisdicción sobre toda Navarra y no sólo Pamplona- y el Sr. alcalde Asirón (EH Bildu) de Pamplona, la administración de la Iglesia nada ha conseguido que no tuviera antes: ¿pacto entre iguales o desde las presiones psicológicas u otras también?. No sabemos cómo se va a compensar esta dejación. Desde luego, los interesados ya han tomado el pulso a la institución eclesial e irán a más. 

Desde 1963 la Iglesia fue la propietaria del edificio, entregado por la Diputación Foral de Navarra. El cuidado y culto lo atendió la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz que tiene al sr. Obispo como Limosnero Supremo. Con el tiempo, desde el arzobispado decían que la Iglesia no podía mantener económicamente el edificio, aunque para otras cosas sí hay imaginación y dinero, incluso cuestaciones populares. En la década de los setenta y después, el prior don Joaquín Martínez Úbeda -al que conocí-, se quejaba del abandono en que el arzobispado -con mons. Cirarda- tenía al monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada. Eran épocas politizadas, quizás  como las de hoy de nuevo.

Primera dejación. Hubo una pésima retirada del arzobispado cuando en 1997-1998 entregó el Monumento al Ayuntamiento (a merced del dominio inestable de los partidos de la partitocracia); y la HCVC redujo su Sede, que antes era todo el monumento, a sólo la Cripta. En las nuevas Reglas de la Hermandad aprobadas por mons. Fernando Sebastián Aguilar el 9-I-2006, se señala la Cripta como su Sede, lo que nada daba a la Hermandad, pues la Hermandad tenía su sede todo el monumento desde el decreto del obispo enrique Delgado Gómez del 13-I-1960. 

La donación del Ayuntamiento en 1997-98 fuese mediante condiciones, que se han incumplido en varias ocasiones -por ejemplo con la sacrílega exposición de Abel Azcona de finales de 2015 y comienzos del presente-, motivo por el cual el arzobispado podía haber exigido que el edificio revertiese a la Iglesia. El amable lector podrá observar que por todo lo cual ha sido  un gran error tal y como se ha visto. 

Pues bien, ahora hay otra dejación por parte del arzobispado, la de las exhumaciones promovidas con pretextos ideológicos y no con razones. Quizás esta dejación sea mucho más grave que la primera. La Cripta ha dejado de ser tal ya que no contiene restos mortales. 

Incluso hubo intentos verbales de llevar a la Hermandad a la capilla Barbazana de la catedral, aunque la historia de la Hermandad haya estado muy vinculada al monumento de Navarra y a los enterramientos depositados del 17-VII-1961 al 16-XI-2016. Tales intentos datan del año 2015 y así lo hizo saber el sr. arzobispo al prior de la Hermandad -así me dicen- y al que esto suscribe. Al final el sr. arzobispo ha dado marcha atrás ya verbalmente ya en lo que llaman "acuerdo" con el Ayuntamiento. En el "acuerdo" arzobispado con el alcalde Asirón EH Bildu se establece que la cripta sea lugar religioso, lo que la Iglesia por otra parte ya tenía. Hasta ahí llegan las presiones, las pretensiones, y las cesiones. 

Hasta ahora -según me dicen pues hasta un miembro de la Hermandad como yo tiene que hablar poniendo sólo su propia cabeza- los de la Hermandad se han resistido a cambiar de Sede, y especialmente se resistieron el 14-IX-2015, el día de la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz; luego todo se sosegó y volvió a su ser. Hoy decimos que el sr. Zrzobispo reconoce la sacralización de Cripta y que sea la sede de la Hermandad. Los de la Hermandad se han resistido a la exhumación prácticamente y con apoyo a las familias que han rechazado hasta el final dicha exhumación de los restos mortales de sus parientes. Ya dije al sr. arzobispo que los de la Hermandad quieren ser piedras vivas y no entes espiritualistas fuera de la historia. Sus Reglas actualizadas por mons. Fernando Sebastián en 2006, disponen que la Sede sea la Cripta y además actualizan sus objetivos sin desdecirse lo más mínimo de sus Reglas fundacionales, sino ampliando sus obligaciones. 

Esperamos que no haya más dejaciones y que la Cripta permanecerá sacralizada y abierta al culto privado de la Hermandad. Este último ya podría extenderse al culto público.  ¿Será la siguiente cesión por fuerza mayor cuando el Ayuntamiento ordene demoler el edificio -es lo que buscan los TALIBANES marxistas, separatistas y los amigos ETA, quizás para excusar a ésta ante la opinión pública-? ¿O será entregar su uso al Ayuntamiento a cambio de no demolerlo...? ¿Habrá dinero por medio -impuestos, sanear la hacienda municipal....- para hacer otras edificaciones civiles en el lugar del monumento de Navarra a sus Muertos en la Cruzada...? Ya decía Santa Teresa que la imaginación es la loca de la casa, pero también escribió Erasmo de Rotterdam El elogio de la locura

Las familias continúan con su oposición a las exhumaciones y defienden su derecho.

Pues bien, varias familias -Sanjurjo, Aznar y no la de Arregui pues no ha podido seguir un procedimiento que sería costoso- recurrieron al tribunal Contencioso Administrativo de Navarra (TAN), solicitando medidas cautelares para suspender la exhumación de los restos mortales de sus familiares , que se les ha denegado no sin cierta rapidez y excesiva facilidad. Nos gustaría saber en qué manos estamos. No nos consuela que el juzgado no deje incinerar los restos -ya hemos vistos sobrepasados todos los límites-, y obligue al Ayuntamiento a conservar los restos mortales por si, finalmente, los jueces ordenan que se devuelvan a su sitio. Un lío más que vergonzoso y sospechoso de todo lo malo: política e ideología sobre el Derecho. 

Los golpes bajos de algunos interesados. 

Un miembro de una de las dos familias -nos cuentan que es de EH Bildu- que han accedido a las exhumaciones pedía no sólo la exhumación de su familiar sino la de todos los demás restos mortales -!será totalitario el contradictorio¡-. También una sobrina del pater Martínez Chasco hizo públicas las fotografías de la exhumación de su pariente en Diario de Navarra -fotografías lúgubres como miserable fue su primer reportaje en la prensa imparcial-, en donde trabaja, aunque el "acuerdo" entre el Ayuntamiento y el arzobispado dijese que la prensa no podía estar presente -pero claro, si son las hechas por el propio pariente...-; hecha la ley hecha la trampa, como siempre. Y Diario de Navarra lucía para su deshonra unas fotos a todo color. 

Todo un día, de noche a noche. 

Los trabajos comenzaron de noche, de 12 a 3 de la madrugada, y siguieron durante el día hasta las diez menos cuarto otra vez de la noche. A cualquier testigo de esta canallada le envolvieron dos oscuridades. 

También estuvimos presente en los alrededores inmediatos a la exhumación desde las doce de la madrugada hasta las 21:45 horas (claro que cumplimos el horario laborable) del mismo día 16. La noche y del atardecer hasta la nueva noche fueron largos. Por lo que sea, no vimos a ninguna persona conocida o desconocida. En la última fase, desde las 17:00 a las 9:45 de la noche, apenas hubo una docena de personas, varios de ellos fotógrafos incluidos dos extranjeros. Quiero pensar que la protesta de la gente de bien contra estas exhumaciones ha sido el no estar presente, asqueados de lo que ocurre en unas y otras direcciones, incluida la prensa local. Más que asqueados, impotentes. Otra posibilidad es que no se sepa qué hacer ahí o, mejor, que los horarios son de cuidar de la familia. Personalmente a mi no me convence totalmente esto. 

Primera Fase. De las 12 a 3 de la madrugada del día 16. 
Una noche tristísima, y cerrada y fría. 

En este tramo horario se exhumó los restos mortales que pertenecían a las dos familias favorables a la exhumación, según nos dijo el abogado del arzobispado cuando hablamos con él, y otro presente en los actos cuando se retiraba a su domicilio. 

Un joven amigo que pasaba en bicicleta avisó por teléfono que había luces en el pasillo de la cripta del monumento y que la zona estaba acordonada. Por ello -dedujo- estarían exhumando los restos mortales. Eran las 23:13. A las 23:31 escribía a los amigos: "Voy para allá". Había que estar de testigos. Estaba yendo a las 23:42. 

Como el de la fotografía era el paisaje urbano de este rinconcito del IIº Ensanche de Pamplona debajo de la sacristía de la parroquia de Cristo Rey, justo a las 11:55 del día 15. Al llegar a la furgoneta, la policía me impedía entrar en la Cripta que cuido habitualmente, aunque presioné para que me permitiesen en base a que siendo el encargado de ella tenía que estar cuando veía que se estaba haciendo algo malo. El amable policía tomó lógicamente nota de mi documentación. A pesar de ello, fui entrando al zaguán y no me dejaron pasar de él porque además salió el abogado del arzobispado, Sr. B.; este no era el abogado de los inquilinos de la Cripta, ignorados en todo este affaire, que desde hace tantísimos años la cuidan en silencio y han sido olvidados. Me presenté como miembro de la Hermandad y encargado de la limpieza y cuidado de la Cripta. Visto lo que veía, tenía que estar ahí, como persona responsable. Además de ser verdad, tenía las llaves como una fácil forma de demostrárselo ahí mismo. El forcejeo verbal era en vano. Les dije bastantes cosillas y tuve que levantar algo la voz, encargando al abogado que se lo dijere todo al Sr. Ayerra que estaba en el interior. El abogado fue tan taxativo como yo insistente, y fue poniendo la intimidad de los familiares como argumento. Me dijo dos o más veces que sólo se iban a exhumar los restos de los dos familiares que consentían. Esto último -que yo no sabía- era importante, porque ante ello nada podía hacer, aunque en realidad se trataba de una media verdad porque ya de día iban a empezar a exhumar los restos mortales de los familiares opuestos a la exhumación. Aquí en Navarra hay muchas medias verdades desde muchos ángulos. 

A las 12:00 de la madrugada del día 16 llegó el Sr. Alcalde Asirón (EH Bildu), con el objeto de iniciar los trabajos para exhumar los restos humanos de los familiares que habían accedido. Con él accedieron unas cuatro mujeres, creo que sobrinas de don Pedro Martínez Chasco, capellán voluntario de primera hora. Les vi mientras discutía con el abogado del arzobispado para que me dejase entrar y estar presente en los actos que de hecho, querámoslo o no,  se iban a realizar. Ya he dicho que el abogado me informó y aseguró que sólo se iban a exhumar los restos de quienes las familias consentían. Los demás no. Además, dijo que eso lo sabía el abogado de las partes que se negaban a la exhumación. 


A las 0:20 pasé a la acera de enfrente donde el antiguo colegio de Misioneras. 
Camioneta de los trabajadores aparcada justo en la puerta de acceso
y un coche de la policía municipal. Después irán dos turismos, uno blanco y otro granate (o así) para recoger los restos mortales de héroes y mártires. ¡Si sus mayores levantasen la cabeza!
Uno de los dos turismos -de color blanco- que se sucedieron sale del lugar. Se fue a las 1:07 horas. 
El turismo de color granate esperaba a los familiares que salían de la Cripta. El coche se situó en la puerta a las 1:09. A las 1: 15 envié fotografías a los amigos. 


Debajo del arquerío se encuentra el largo paso hacia la Cripta,
que se encuentra debajo de la bellísima cúpula del monumento. A la derecha, la parroquia
de Cristo Rey y su sacristía. 



A las 1:53 dos personas metieron una caja que destacaba por su color algo claro -¿quizás el reflejo de la luz?-, llevada de ambos extremos, en el coche banco aparcado delante de la cripta. Luego fue la hora del segundo turismo, el del granate (o algo así), siendo a las 2:02 cuando se fue. A las 2:05 llegó un fotógrafo con una buena cámara y sacó unas fotos. No sé quién le habría avisado, pues sólo estábamos dos personas, él y yo. Como él se acercó, me acerqué junto a él. Al irse, el municipal me dijo que por orden de la superioridad me tenía que ir a la otra acera. Había que mostrar alguna resistencia. Por eso le explico mi oposición a hacer caso así como así: que era miembro de la Hermandad, que no era una representación cualquiera, que había seguido al otro fotógrafo, que había estado hasta entonces en la otra acera por discreción etc. Desde luego no me importó demasiado salir de ese penoso lugar, donde se estaban haciendo cosas mal por mucha aprobación que se tuviese de las familias. A las 2:45 se fueron algunos de los que estaban en la cripta. 

La noche fue oscura y fría, pero también son tétricas las imágenes de "Diario de Navarra" del 17-XI. Aunque había acuerdo de no dejar pasar a la prensa, las hizo una sobrina del pater, la periodista M.M. que podía sacar fotos del caso de su tío. Así que "Diario de Navarra" tuvo la suerte una primicia editorial pero por la puerta trasera, como se dice. Repitamos que don Pedro salvó a un irujista -lo recalca su sobrina- lo que mucho le honra, lo mismo que hicieron muchos navarros como los sres. Baleztena -esto ya no se dice-. También es cierto -y esto tampoco se dice- que don Pedro salió a alistarse como pater el mismo 19 de julio; le dijeron que se volviese porque había muchos pater voluntarios, y después saldría de nuevo. 

Última Fase. De las 19:oo a 21:47 de la noche del día 16. 

Siguieron los trabajos del día y de la tarde. Antes de empezar, las partes tuvieron que ir al juzgado porque la familia Aznar había solicitado medidas cautelares, que por segunda vez se las rechazaron. No sabemos qué ocurre en los juzgados, como tampoco entendemos la resolución del juez Otamendi al archivar la causa interpuesta contra Abel Azcona por la exposición blasfema llamada "Desenterrados" a finales de 2015 y comienzos de 2016, en el mismo Monumento de Navarra a sus Muertos en la Cruzada. Aquí hay una historia demasiado larga y triste, en un lugar como el Monumento convertido ahora en la Meca del antifascismo de hace 80 años. 


Fue la segunda noche del día 16; en la primera no hubo un alma sino quien esto escribe y
un fotógrafo que apareció dos minutos justos y se fue con rapidez. 












Tres imágenes seguidas, yéndose la camioneta supuestamente con los restos de héroes y mártires. Decimos "supuestamente" porque no hubo otro vehículo antes de 21:45 de la noche. Y al parecer tampoco antes de las once de la noche. Esto es lo que vimos, de manera que si hay otra cuestión que podamos saber a posteriori de estas letras, no es de nuestra incumbencia plasmarla aquí como ciudadano inquieto. Ahora bien, que no nos lo achaquen a error. Si la situación fue más digna  de lo que nos imaginamos estando ahí en ese momento, estupendo. 

En este caso las familias eran y siguen siendo contrarias a la exhumación: eran  las 9:45 de la noche del 16-XI-2016. Es a modo del Oficio de tinieblas. Quizás por esto me alegro haber estado solo en las dos siniestras noches de un siniestro día 16 de noviembre de 2016.


Fotos:JFG2016

No ocultamos nuestra máxima contrariedad por estas exhumaciones. Esto no es postureo social ni político, sino que surge de una vivencia religiosa, que busca  justicia, que anhela Derecho, y que hasta ve que nuestra Navarra dormida carece del más mínimo civismo, no como postureo superficial sino de profundidad social y humana.

Una valoración

Agradecimientos.
Ante todo mi agradecimiento y reconocimiento a todos los que han trabajado este tema en el sentido de mantener la Cripta como era y estaba, y mantener ahí los restos mortales de los que reposaban en ella desde el 17-VII- 1961 hasta el 16-XI-2016. Esperemos que vuelvan a ella tras la sentencia judicial que esperamos favorable. Es lo que debiera de ser. El Ayuntamiento, que según la prensa tiene los restos mortales, los debiera dejar en su sitio a su costa y pidiendo todas las disculpas.  Esto último mostraría las verdaderas intenciones y nobleza de los agentes. Si algún familiar se empeñaba en sacar los restos mortales que sus familiares anteriores llevaron con gusto, allá ellos; se les respeta la decisión con dolor, y ya está. Nuestro agradecimiento a los familiares de los héroes y mártires. 

Nuestro profundo agradecimiento a los familiares que han sido leales y formes en las actuales circunstancias. Nuestro agradecimiento a la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz y a su señor prior que ha hecho todo lo que ha podido. Nuestro agradecimiento a quienes en el arzobispado han actuado en este sentido. También a aquellos carlistas de Comunión Tradicionalista Carlista que de una u otra manera han trabajado en este tema. 

Por último, nuestro agradecimiento ese simpático y ya veterano diario digital que es "Navarra Confidencial" por su puntual información y sus valoraciones, y por estar dispuesto a seguir el tema hasta el final y explicar muy bien su significado en Navarra y España entera. No podemos olvidar al quincenal editado en papel y digital, "Siempre P'alante", que en numerosos número hay seguido este tema y está abierto a mantenernos informados. Su número 773 (1-XII-2016, Año XXXIV) es bien ilustrativo, y en él hemos incluido un artículo sobre todo esto. El digital "Ahora Información" también se ha hecho eco, como Navarra.com y otros. 

El resultado final es desolador y hasta para implorar misericordia. 
No se prejuzgan intenciones, salvo lo que demuestran lo malísimos que son los políticos del actual gobierno municipal, la inutilidad de la oposición política partitocrática que como toda partitocracia ha paralizado la sociedad, el error del Liberalismo imperante -promovido incluso por gente piadosa- que ha desvertebrado la sociedad navarra. Al fin nos toca considerar el error de la administración del arzobispado que traerá gravísimos daños a la sociedad y la Iglesia.

Hemos visto en el arzobispado y los tribunales claudicaciones por el pacto con Asiron y dejación de funciones, y por negar las medidas cautelares respectivamente. En uno de sus abogados, medias verdades por omitir que a la mañana siguiente se iba a exhumar los restantes restos mortales. En la prensa, falsedades e inquina (directa o indirecta) contra el monumento de Navarra a sus Muertos en la Cruzada. En la sociedad desvertabrada, silencio. En los políticos de la oposición, una total apatía e inutilidad. 

"Diario de Navarra" se ha presentado siempre como diario sólo informativo, y nunca ha sido verdad. En este caso se le ha visto el plumero, seguramente para hacerse perdonar por apoyar la sublevación de 1936 y -en su caso- al régimen político que le siguió. Mientras tanto, a no pocos carlistas se les hacía beber aceite de ricino. Ahora la Redacción de este diario va de "guay" y falsamente "progre", poniendo muy mal a quienes antes aplaudieron y de quienes vivieron, abusando de las palabras como "golpistas", "cabecillas" y tantas otras cosas con ocasión de aportar detalles de distracción e insustanciales sobre un caso concreto.

Indignados.
Indigna a muchos la exhumación realizada por la fuerza de los hechos, de los restos mortales cuyos familiares no querían que se hiciese, e incluso que se han opuesto y oponen positivamente hasta el final. Las espadas siguen el alto a la espera de una sentencia firme que determine si  su salida de la cripta se ajusta o no a Derecho. Como se ha visto que en todo esto la ideología política, los intereses y las presiones dominan sobre el Derecho, y como se ha visto mucha ideología y hasta pactos del mayor nivel -en democracia deberíamos conocerlos-, no auguramos una sentencia para tocar campanillas. Recemos y trabajemos para que sea la sentencia que muchos deseamos. Los argumentos del arzobispado eran buenísimos, pero finalmente han abandonado su utilización. Mire, sr. arzobispo: es momento de la suficiente firmeza, tal como se lo dije hace pocos meses vis a vis. Ceder en materias de verdad y Derecho no augura nada bueno. 

Ha sido y es humillante y vergonzoso. No echo en culpa la ausencia de quienes en principio podían haber estado a las puertas del lugar del expolio, y que no lo han estado quizás por no poner a prueba sus nervios o bien por tener obligaciones imperiosas (familiares y laborales). La Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz, que tanto se ha esforzado y se seguirá esforzando -aunque algunos amigos que debieran omitir sus críticas, quieran más resultados- ha hecho todo lo que ha podido y no hay por qué especificar aquí. Otro de dicha Hermandad ha velado el exterior. Quien siendo también carlista como este último, se ha acercado desde fuera este trágico día 16, hubiera querido que hubiesen estado presentes todos los conocidos y más, aunque -si quieren- en silencio. Ahora bien, al final cada uno decide sobre sí. Aunque cada cual responda de sí mismo, algunos tienen una responsabilidad mayor. 

Ha sido todo muy miserable, aunque no recargaremos las tintas para no dar solaz a los enemigos de lo que significa y es el Monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada. Tan miserable como tantas dejaciones y graves pecados cometidos en el ámbito socio-político por los católicos durante muchas décadas. Por ejemplo, España es el hampa del aborto. Caer tan bajo como se ha caído este día 16, significa el final de un proceso lleno de caídas por las que la gente de a pie aún no hemos pedido a Dios misericordia toda vez que no hay arrepentimiento por "no saber". 

No es cuestión de escribir como ciudadanos, católicos y carlistas en mi caso. Se nos va el alma por la pluma y esto no resuelve casi nada. Dejar constancia escrita de todo es una posición ombliguista y harto romántica. Digamos que obras son amores y no buenas razones. Es cuestión de pedir perdón. Es cuestión de pedir misericordia a Dios Padre por no haber tenido o mostrado misericordia hacia los hermanos, hacia los familiares, los difuntos, y nuestros conciudadanos a los que tenemos que servir bien. Es cuestión de actuar no sólo en la confidencia sino en la calle y la buena política.

¿Qué diremos al pueblo navarro? 
Ayer este pueblo era noble y fiel, leal y entregado. Sólo le diremos que aún queda misericordia para nuestro inmisericorde comportamiento, aunque la recibiremos sólo si reconocemos que hemos hecho muy mal. Aquí está el quid la cuestión. Que se hable del arrepentimiento y para eso que nos iluminen las conciencias sin ceder a presiones ni a intereses. 

Los familiares de Sanjurjo, Aznar, Arregui... merecen nuestro respeto y admiración. Sus antepasados merecen nuestra veneración aunque no la exijan por no necesitarla. El laureado general Sanjurjo -nuestro pamplonés fallecido el día de la sublevación-, el general Mola -"el Director" del pronunciamiento contra la Revolución que había tomado la República en sus manos-, y los seis voluntarios que defendieron la religión perseguida y a España en trance de desaparición, no necesitan de nosotros, sino que nosotros necesitamos de ellos, de su intercesión. Lo mismo de la intercesión de Munárriz y el pater Martínez Chasco. Seguramente todos ellos gozarán del Señor que habrá perdonado sus pecados. De ahí la importancia que tienen para alcanzar nuestro arrepentimiento. Sí, tendrán misericordia hacia nosotros, aunque para ello nos exijan algo. 

Por eso, y con excepción de juicio que he señalado antes a posteriori de escribir estar letras, nuestro mayor pesar fue ver cómo se fue la camioneta blanca, en un ambiente oscuro y de noche cerrada, en medio de un doloroso y frío silencio, con los restos mortales de los héroes y mártires. Esto realza más la tragedia y nuestro dolor. Ahí están las primeras imágenes sobre estas líneas. ¡A sus órdenes mi general!: para todo lo bueno, que lo malo y muy malo ya lo ponemos como ayer -confiemos que no ocurra- los hombres. El monumento y todo su contenido incluido Cripta, es un homenaje a los muertos por Dios y por España, en el bien que hicieron y no en sus errores grandes o pequeños.

Lo cierto es que salisteis a una Cruzada, lo cierto es que ganasteis la laureada aunque algunos de vuestros hijos según la carne renieguen -el motivo es lo de menos- de ella y de todo. Ante Dios, que es Quien importa, nunca seréis héroes anónimos.


Interior de la Cripta. Al fondo el Santo Cristo de Juan Bautista Adsuara
y el mausoleo del general Mola, cuando todavía sus restos mortales yacían ahí.
En primer plano, el responso que desde 1959 reza la Hermandad en este monumento,
que tiene por Sede conforme al Decreto de mons. Delgado Gómez del 13-I-1960, Sede reafirmada por mons. Fernando Sebastián según recogen los últimos Estatutos o Reglas actualizadas de 2006. El responso se reza todos los meses de forma ininterrumpida desde la erección de la Hermandad el 26-XII-1939, por los muertos por Dios y por España, incluyendo todo cristiano en su rezo a todos los muertos "del otro lado", especialmente en el Oficio de la Santa Misa. Que los contrarios a todo esto no lo haga es su problema. Foto:JFG2016

Las cosas no han acabado. Ni mucho menos. Hasta hoy llega el aprendizaje durante décadas: la vagancia y la falta de compromiso, la falta de estudio, la falta de moral cívica elevada, la falta de sociabilidad y responsabilidad social... traen la derrota. O se cambia el rumbo o desembocamos en las catacumbas. Seguirá D. m. el culto divino en la cripta y esperamos que los restos mortales vuelvan a su lugar con la luz del día y con honra.

Supliquemos misericordia para los inmisericordes 
-los que sean, incluyendo claro está al que esto suscribe-.
Foto:JFG2016


Ya habrá alguno que tergiverse lo que decimos y queremos decir, pues este tema nada tiene que ver con los conflictos más allá del frente bélico relativos a las represalias. Nada tiene que ver tanto en sí mismo como por el hecho de haberse sacado por la fuerza a Sanjurjo y a los voluntarios navarros. El tema que sobre todo hoy se baraja, es otro: la legitimidad moral de una sublevación de supervivencia contra un gobierno, mucho más por impío y gravísimamente revolucionario que por republicano. Esto fue hace 80 años, y para nosotros no es lógicamente el presente. Para otros sí; allá ellos. 

 Y esto no ha hecho nmás que empezar, porque este sitio es la Meca de la IIIª República.

José F. Garralda
Pamplona, del 17 al 27-XI-2016


NOTA: 
El origen de la parálisis social y de los católicos.

El Liberalismo -conservador o radical- ha deshecho la sociedad y ha pulverizado las instituciones sociales. Pero también es cierto que la educación espiritual -no "progresista"- de esta generación ha sido comodona e incoherente, un tanto egoísta y encerrada en sí misma, espiritualista y ajena a la patria y obligaciones ciudadanas, falsamente universalista e intemporal. Quizás lo haya sido para prevenirse del "progresismo" (o falso progreso). Ahora, ante las críticas, algunos comienzan a preocuparse de los problemas sociales. 

El llamado "progresismo" politizó la Iglesia inoculándole el marxismo, mientras que los que han mantenido la Fe católica de siempre -no hay otra- han respondido desvinculando excesivamente la Iglesia institución de lo temporal. Son las viejas confusiones del s. XIX. Como si sólo hubiese individuos y conciencias individuales y no instituciones. Pues bien, es una media verdad eso de que "no hay dogmas en las cosas temporales". Diremos que no hay dogmas de fe divina en lo que atañe a lo estrictamente temporal -también lo estrictamente temporal tiene obligaciones hacia Dios, pues también el César debe dar a Dios lo que es de Dios-, pero sí hay verdades objetivas y estables, y quebrarlas conduce a quebrar el cuarto mandamiento y a los peores males. ¿O acaso permiten en su propia empresa y hasta en su organización lo que sí permiten en la ciudad y plaza públicas? ¿O acaso hasta hace poco no se tuvo como Meca del saber y la piedad la llamada  "Democracia cristiana" que ha deshecho la civilización cristiana y hasta las sociedades, para luego desaparecer ella en manos de sus propios partidarios?

Seguramente que en la Iglesia de hoy, una vez deshechas las instituciones sociales por el Liberalismo, asistimos al avance del  clericalismo que se denuncia.  Los más clericales suelen ser los que más denostan el clericalismo. Pues miren: el clero es mi amigo y en eso soy "clerical". Y no quiero que cierre los ojos ante los males religiosos y espirituales de nuestra sociedad, y en eso también soy "clerical". Y si un politico consagra su Patria y sus instituciones a los corazones de Jesús y María, como el presidente peruano, pues también soy "clerical". Y si esa consagración es plena y con todas las cosnecuencias, pues también. Eso último es lo que tendría que ser en tesis. Y en España, pues de lo contrario ni siquiera lo temporal se mantiene aquí en pie. Menédez Pelayo tenía razón: si España deja de ser católica, volvería a los reinos de Taifas (los sarracenos estarían encantados) y al tribalismo de las tribus prerromanas. Ahora bien, si la organización religiosa debe ser de la forma A, ¿la ciudad temporal también?  Pues no. No es correcto que lo temporal tenga que funcionar como funciona la Iglesia espiritual, de origen divino. Y a la inversa. Queremos la unión Iglesia y Estado sólo en los temas divinos y morales, y que el Estado actúe como una sociedad perfecta en lo que le corresponde como son las cuestiones estrictamente temporales, que precisamente hay muchísimas. Cuando esto se niega es precisamente cuando la Iglesia empieza a meterse en cuestiones temporales mientras dice que no se mete (tal fue de 1876 en adelante y de 1976 en adelante también, con pésimas consecuencias), y los católicos dejan de avivar el mundo temporal y de reconocer la soberanía social de Jesucristo según la "Quas primas" de Pío XI. Ayer el mal fue el totalitarismo comunista y nazi, y el fascista cuando se manifestó, así como el Liberalismo ideológico que iba arrancando a Dios de la sociedad. Hoy el mal es el totalitarismo del relativismo, del hedonismo, de la sustitución de Dios por la nación -la lengua y quién sabe si también raza-, y cualquier ideología petulante al servicio del mundialismo. Pues bien, ante eso, "¿Quién como Dios?" - Nadie como Dios, ¡Todo si es de  Dios!- "Nor Jaungoikoa aña?". 

Y, claro, si otros llaman fundamentalistas a los  creyentes por tener fundamentos -mal estaría si no los tuviesen-, y si esto de ser calificado de fundamentalista es muy malo, ¿qué mejor decir, para defensa de los cobardicas, que los fundamentalistas son los católicos que creen que en la sociedad sí hay verdades temporales objetivas? Ciertamente, creer o no en las verdades temporales no nos va la salvación del alma, pero si la honradez y la hombría, sí el cuarto mandamiento y el sostenimiento de la misma sociedad en la que vivimos. ¡Ay si un médico, un  maestro, un juez... se equivocan! 

La posición que criticamos sólo sirve para deshacer la sociedad temporal y para ir de "correctos" pero no para la nueva evangelización. Y si encima no tenemos en cuenta cómo actúan los otros que son mentirosos etc., ni te cuento. 

José F. Garralda. Pamplona, 17-XI-2016

P.D. Escribo este texto bajo mi exclusiva responsabilidad. Si alguien aprecia algún error en este texto tenga la amabilidad de hacérmelo saber. Y si alguien cree que algo debe cambiarse, me lo dice y tan amigos. Vale.