sábado, 5 de noviembre de 2016

Otra familia contraria a la exhumación: Arregui Olalquiaga

NOTICIA

Una vez más. 
La familia de Severiano Arregui Olalquiaga

UNA VEZ MÁS, en Pamplona se  sufren las mentiras del alcalde de EH Bildu, Sr. Asirón, porque las familias de Sanjurjo, Aznar y ahora Arregui -quizás vengan más-, que se oponen a la exhumación de los restos mortales de sus parientes de la cripta del Monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada, dicen que el Ayuntamiento no se puso en contacto con ellos. Tampoco quieren que instrumentalice a sus muertos. Quieren que se les deje en paz. 
Sobre la hombría y heroicidad de don Severiano nos hemos hecho eco en una entrada anterior de este Blog.


"Diario de Navarra", viernes 4-XI-2016.
El lugar donde se sitúa esta noticia en la página 39 es muy pobre, al lado de la noticia sobre el disgusto causado por la supresión de un curso artístico en Burlada.
En otra ocasión nos hicimos eco del penoso reportaje escrito con muy mala uva por M.M. y publicado en este diario navarro el 11-IX-2016, lo que desdice mucho de los orígenes y trayectoria de él mismo, así como de la neutralidad o imparcialidad informativa que siempre predicó. Decimos esto como historiador ya que pocas veces he leído arremeter contra aquello que se estudia. 

Sepulcro, severo y elegante con líneas clásicas, destinado para el voluntario Severiano Arregui Olalquiaga. Este puentesino quiso sumarse al requeté con sus 62 años. No fue admitido en Navarra por la edad, pero se las ingenió para ser admitido en Sevilla, mediante contactos que le llevaron hasta Manuel Fal Conde. Por ello, fue voluntario del Tercio Virgen de los Reyes, de Sevilla. Murió al tomar Lopera, el 28-XII-1936. Su esposa será médico, lo que indica en él una interesante posición social.
Hagamos un comentario periodístico con un margen de opinión. La generación de nuestro voluntario Arregui, la de aita Teodoro, no consentiría las vergüenzas que están ocurriendo desde los grupos de presión callejeros y las instituciones como el Ayuntamiento de Pamplona sobre el monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada. Este tema nada tiene que ver con el de los represaliados, que los interesados enredan para destruir si pueden dicho monumento. Imagínense si éste último fuese un monumento a los gudaris, brigadistas internacionales, milicianos etc. ¿Qué no harían? ¿Qué no se diría? La actual Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz  no va a ser floja, cobarde ni desleal. Aunque haya amenazas desde fuera de ella o de un extremado que perteneció a la misma un breve espacio de tiempo.
No sabemos qué harían hoy los de aquella generación, pero desde luego la de hoy  no está a la altura de las circunstancias. Salvo excepciones como los familiares de los enterrados. Foto: JFG2016

José Fermín Garralda
Dr. en Historia

No hay comentarios:

Publicar un comentario