jueves, 1 de septiembre de 2016

La Cripta del Monumento de Navarra

GALERÍA DE FOTOS

La Cripta del Monumento de Navarra
(Un sencillo recorrido en altura)


HABÍA pasado desapercibida durante décadas. Olvidada por todos o casi todos. 
Digo "casi" porque una Hermandad religiosa, canónica y apolítica, efectúa en ella sus actos de piedad cristiana que antes llevaba a cabo en la basílica de la Santa Cruz, situada en la parte superior del edificio. Ahí rezaba antes de la cesión definitiva del monumento al Ayuntamiento, efectuada por el Arzobispado con importantes condiciones. El preacuerdo entre el Arzobispado y el Ayuntamiento fue el 4-VII-1997 y la escritura de cesión el 19-V-1998. 
Es entonces cuando la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz fue desplazada desde la basílica a su cripta. La CRIPTA, de estar abierta al exterior quedó cerrada, axfisiada.

Fotografía del monumento tal como estaba tras su construcción, antes de levantarse la parroquia de Cristo Rey. El conjunto es de una gran elegancia. Pilares,  arquerío y su reflejo en el estanque, suavizan el gran volumen de la cúpula. Foto: Archivo de la HCVC. Publicada en el quincenal Siempre P'alante" 2015.
Postal comercial del monumento, parroquia de Cristo Rey,
casa parroquial y plaza, conservada en el archivo de la HCVC. Estéticamente
los nuevos edificios afearon el monumento.
Parroquia y casa parroquial utilizaron el arquerío ya construido.

También dicha Hermandad ha estado olvidada por todos hasta hoy. En efecto, durante demasiado tiempo los actos de piedad cristiana no han estado de moda, ya sea el Via Crucis ya la Santa Misa que es el centro de la vida cristiana, a los que asistía la Hermandad en la basílica y luego en la cripta. Y ahora arremeten contra la cripta y la hermandad. 

Todavía sufre el alma de muchísimos pamploneses y navarros por el sacrilegio cometido por un desalmado performista en la exposición pública del XI-2015 al I-2016, llevado a cabo donde estaba el Altar mayor de la basílica de la Santa Cruz, ubicado justo sobre el otro Altar que hay en la capilla de la cripta. Este es un motivo más que tiene dicha Hermandad para asistir a la Santa Misa mensual celebrada en dicho lugar, que se suma al que ya tiene según sus Reglas o Estatutos. 

En este artículo me refiero principalmente a la CRIPTA de este imponente monumento de Navarra. Digamos antes que este edificio de severas  líneas clasicistas, exhibe con rotundidad la segunda cúpula mayor de España, flanqueada por dos torres en la fachada que reproducen las torres neoclásicas de la fachada de la S.I. catedral de Pamplona, fachada que a su vez diseñó Ventura Rodríguez a finales del siglo XVIII. Estilo éste el del monumento de Navarra con una clara huella herreriana y neoclásica, convencional y de una época, desarrollado por los dos grandes arquitectos llamados Víctor Eúsa Rázquin y José Yárnoz Larrosa, tan conocidos dentro y fuera de Pamplona y en la historia del Arte. 

Este monumento y su CRIPTA está siendo investigado por una doctora en Historia del Arte, que nos dice que no encuentra en aquel las supuestas huellas "franquistas" (Y si las tuviese, ¿qué pasa? -dirían muchos de los que vivieron esa época-), ni siquiera en las pinturas narrativas sobre la historia de Navarra de su gran cúpula ejecutadas por el valenciano Ramón Stolz Viciano.

Pinturas  de la gran cúpula realizadas por Ramón Stolz Viciano, especialista en la técnica al fresco, dedicado a grandes trabajos de inspiración histórica y religiosa. En varias escenas se condensa la historia de Navarra: la formación de Navarra en el seno de la cristiandad medieval, las peregrinaciones y romerías fruto de la religiosidad popular, San Francisco Javier patrono de las Indias y las misiones, y la Navarra guerrera en defensa de la civilización en la que vivía arraigada frente al racionalismo afrancesado, el liberalismo y el marxismo moscovita.
Prohibida la reproducción sin permiso del autor de este artículo y Blog. Que no ocurra -me han dicho- lo mismo que cuando El Corralito foral tomó una fotografía similar de otro Blog quebrando los derechos de autor.

Interior de la cripta. Hasta ahora a nadie le importaba y, de repente, capta la atención de los medios de comunicación. Bienvenida sea la iniciativa si conlleva que las personas acudan a rezar.
Foto: JG 21-VIII-2016
Esta CRIPTA ha sido visitada por toda gente de paz que se ha acercado a la Hermandad ya por curiosidad ya por afinidades religiosas. Se les ha dejado hacer fotografías y vídeos para sus estudios universitarios  y otros de postgrado. Incluso algún fotógrafo profesional privado obtuvo permiso del señor Ecónomo de la Diócesis el 12-XI-2015 para realizar una sesión fotográfica, que efectuó de hecho durante dos horas y media. La Hermandad incluso ha abierto generosa su archivo a quien, mostrando sus buenas intenciones, se acerca a ella

Cuatro hermosas escaleras -hoy bloqueadas- unían por dentro la basílica de la Santa Cruz con su CRIPTA, situadas dos a cada brazo de la planta cruz griega de dicha basílica. 
Hoy se accede a la CRIPTA a través de uno de los dos  pasillos al que desembocaban dichas escaleras, pues su opuesto ha quedado bloqueado por una pared y un Santo Cristo monumental. 
Eso sí, acceder a dicho pasillo desde el exterior del monumento es como volver a las catacumbas. Secundariamente, este pasillo, situado debajo del brazo izquierdo de la planta de cruz griega superior, tiene dos pequeñas alturas separadas por tres escalones, y se conecta mediante otros tres a la planta circular de la CRIPTA.

La CRIPTA es una sencilla planta central de disposición circular, con una bóveda de cañón sostenida por ocho gruesos pilares de sección cuadrada (con un pequeño capitel decorativo, y el fuste estéticamente dividido en tres bloques). Los pilares dividen la planta central en dos círculos concéntricos, quedando el del centro tres escalones más abajo, con un espacio para el sepulcro del general Mola
El color de la piedra es gris claro y la pintura del techo y paredes de ocre también claro, lo que armoniza y clarifica el espacio otorgándole una luminosidad muy bella que invita al recogimiento y transmite silencio y paz. 

El lado de la cripta opuesto al anterior, al que se accede por un pasillo con tres alturas.
Foto: JG 21-VIII-2016

La CRIPTA acoge los restos mortales de ocho personas identificadas con sus nombres y apellidos, que descansan en siete sepulcros exentos, seis adosados a la pared, y uno de ellos situado en el centro. 
Les acompaña el inmenso Cristo agonizante de Juan Bautista Adsuara Ramos que presidía la basílica de la Santa Cruz. 
La cripta se abre a una capilla de planta cuadrada y techo circular presidida por el altar para el Oficio divino, y en ella están los restos del general Sanjurjo. 
La paredes se decoran de alguna manera con cruces de madera, que jalonan un piadoso y austerísimo Via Crucis. 

En siete sarcófagos se encuentran los restos mortales de las ocho personas siguientes:

Santo Cristo agonizante de Juan Bautista
Adsuara. Es el corazón del monumento.

Foto: JG 21-VIII-2016
Emilio Mola Vidal (general, en el centro)
José Sanjurjo Sacanell (general, en la capilla)
Jaime Munárriz Escondrillas (voluntario, merindad de Tudela)
Severiano Arregui Olalquiaga (voluntario, de Pamplona)
Pedro Martínez Chasco (capellán voluntario, Estella)
Joaquín Sota Garayoa (voluntario, Tafalla)
Joaquín Aznar Zozaya (voluntario, Aoiz, sus restos reposan junto con los de su hermano)
Dimas Aznar Zozaya (voluntario, Aoiz)

Sacerdote, labradores, comerciante y estudiante... reflejan el ambiente popular de los combatientes, formando oficiales y clases.

Otro día realizaremos la semblanza en vida de los enterrados.

José Gil de Borja Moreno
Historiador generalista
Con permiso de la HCVC

* Fotografías del autor. Prohibida su reproducción sin su permiso a través de este blog y sin citar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario